Damos comienzo a nuestro servicio de adoración al Señor con la Iglesia cantando el Himno congregacional Nº 394 “Cuan gloriosa será la mañana”. Realizando la coordinación del servicio el hermano Ricardo Aravena. Luego de haber orado se entregan los avisos a la congregación e inmediatamente se lleva a cabo la oración por los enfermos por los labios del oficial diácono José León.

A continuación, el hermano Aníbal Fernandoy, ayudante de nuestro Pastor, pasa al púlpito y comunica que nuestro Pastor se encuentra enfermo y con reposo, por lo que los nombramientos de cargos para este año se suspenden hasta la semana siguiente. Luego, entrega una oportunidad al hermano Omar Neira quien ha egresado de la Escuela de Suboficiales del Ejército y recibido su destinación hacia la ciudad de Calama, por lo que agradecer al Señor la gran honra de terminar sus estudios, entonando la alabanza “Alaba”. Se entrega la carta de traslado a nuestro hermano, deseándole que Dios le acompañe en ésta nueva etapa y le llene de sus más ricas bendiciones.

Realizamos el primer servicio de ofrenda y el Coro Instrumental entona la alabanza “La mañana gloriosa” e inmediatamente después adora a Dios el Coro Infantil-Juvenil con el cántico “Aquí estás”.

Posteriormente nuestro hermano Jaime Arellano pasa al púlpito para exhortar la Palabra que se encuentra en Apocalipsis capítulo 3 versículos del 7 al 13. En este día el Señor, a través del predicador, nos exhorta que Él es todopoderoso y es capaz de abrir todas las puertas que están cerradas, porque tiene el poder. Muchas veces nosotros sentimos que nuestra vida toma rumbos que serán difíciles, pero por esto es muy importante guardar la palabra de Dios, aun cuando sintamos pocas fuerzas para continuar, ya que será el Señor quien nos renueve las fuerzas y mientras estemos aferrados a Él, encontraremos la salida a nuestros problemas. Hermanos, nosotros tenemos un adversario que está cada día buscando la manera de hacernos caer y alejarnos de la gracia de Dios, pero también nuestro Dios pone ángeles que luchen a nuestro favor, y aunque muchas veces esté en peligro nuestra vida, tenemos nuestro futuro asegurado en Sus manos. Dios nos dice en este día: Al que venciere yo le haré columna del templo de mi Dios; No permitamos que nada nos aparte de nuestro Creador, prosigamos siempre a la meta bendita que es llegar al cielo con nuestro Salvador y Él escribirá nuestros nombres en el Libro de la Vida. Amén.

Después de oír la exhortación de la Palabra del Señor, pasamos al segundo servicio de ofrenda donde el Coro Instrumental canta la alabanza “Por siempre te alabaré”, y posteriormente adora a Dios el Coro Infantil-Juvenil con el cántico “Tú eres Dios, Tú eres rey” llenándose el Templo de la presencia del Señor.

Terminamos nuestro bendecido servicio y la Iglesia canta el Himno Nº 173 “Unánimes junto a la cruz”. Luego el oficial diácono Aníbal Fernandoy nos entrega la bendición por el servicio culminado en la presencia de nuestro Dios.

Redacción: Hna. Natalia Riquelme Sepúlveda - Fotografía: Hno. Carlos Espinoza Pinilla  / Comunicaciones IMPCH Talca