Damos inicio al servicio de este domingo entonando el himno Nº408 “Tan triste y tan lejos”. La coordinación para este día corresponde al oficial diácono Aarón Quezada. Queda con la iglesia nuestra  hermana Jaqueline Roco, encargada de los avisos para esta semana. Se realiza oración por todos los hermanos enfermos y ésta es dirigida por nuestro hermano Jaime Flores, oficial diácono de nuestra Iglesia.

Se realiza el primer servicio de ofrenda y el Coro Instrumental de nuestra Iglesia entona la alabanza “A solas con el Maestro”. Toda la congregación se une en adoración. Nuestros hermanos del Coro Infantil-Juvenil alaban el nombre del Señor con la alabanza “Alaba”. Seguimos alabando a Dios cantado “Siempre estuviste ahí”, “Yo sé que estas aquí” y alabanzas de adoración. Y nuestro Rey de Gloria nos inunda con su Santa presencia. 

Quedan con una oportunidad, el Cuerpo de Ciclistas, quienes recientemente celebraron un nuevo año sirviendo al Señor y entonan el Himno del Ciclista. 

A continuación, la hermana Glendy Cornejo queda con el informe de avance de construcción de nuestro Templo e inmediatamente, nos postramos en oración por este proyecto y es nuestra pastora Gladys Guajardo quien nos dirige en esta oportunidad.

Posteriormente, se entona el himno Nº259 y hacen ingreso a nuestra Iglesia los hermanos del Cuerpo de Jóvenes y su jefe, nuestro hermano José León,  en compañía de nuestro pastor Jeremías Vásquez luego de una bendecida gira  de cuatro días en las hermanas Iglesias de Victoria y Temuco. Es nuestro hermano José León quién entrega el informe y relata los bellos momentos vividos en la presencia del Señor y las grandes bendiciones que Dios tenía para cada uno. Posteriormente, un dúo de jóvenes alaba al Señor con la alabanza “Todo Cambió”. 

Pasamos a lo más importante, la lectura y exhortación de la Palabra del Señor, a través de los labios de nuestro Pastor, la cual se encuentra en el libro de San Juan, capitulo 1, versículos 1-14. Para esta hora el Señor nos habla del cambio que hay en el hombre cuando Dios llega a su vida y la transforma, cambiando un corazón dañado y lleno de maldad, a un nuevo corazón lleno del Espíritu de Dios. Cuando nos rendimos y entregamos nuestra vida por completo a Dios, cambia todo en ella, toma el dominio de nuestra vida y la llena de su presencia. Así como Pedro, que dejó todo y entregó su vida a Dios, ¿estamos nosotros dispuestos a ello?. Dios quiere que tomemos ejemplo de aquel varón. Que seamos deseosos de ser llenos del Espíritu Santo pues nuestro Señor Jesucristo vino a buscarnos, siendo ovejas perdidas, sin poder hallar la salvación, ni la cura a nuestro mal, Él lleno de misericordia vino hasta nosotros, nos rescató, cambió nuestra vida y la lleno del Espíritu Santo y vemos su Gloria, la que solo viene y es de Él. Amén.

Pasamos al segundo servicio de ofrenda y el Coro Instrumental entona la alabanza “Por siempre te alabaré”. Luego, el Coro Infantil-Juvenil entona la alabanza “Nada es imposible” y su presencia se mueve con gran poder en medio de su pueblo. 

Damos término a nuestro bendecido servicio entonando el himno Nº173 “Unánimes juntos a la Cruz”. A continuación queda con la congregación nuestro Pastor quien nos brinda la Bendición Pastoral para, finalmente, despedirnos con la bendición nuestro hermano Aníbal Fernandoy.

Redacción: Hna. Camila Flores Sepúlveda - Fotografía: Hno. Nicholas Cáceres  / Comunicaciones IMPCH Talca