Damos inicio al servicio de clausura de nuestro 11º Aniversario Pastoral entonando el himno Nº 371 “Corramos todos”. El encargado de coordinación para este día es nuestro hermano Manuel Pérez, oficial diácono de nuestra Iglesia. A continuación, pasa nuestro hermano encargado de los avisos para darlos a conocer a la congregación. Posteriormente pasa nuestro hermano Ernesto Castro a orar por los hermanos enfermos.

Continuando con nuestro servicio, se realiza un hermoso programa. En primer lugar el Coro infantil-juvenil entona la alabanza “Tú eres Dios, Tú eres Rey”. Luego, es el turno de nuestros hermanos Oficiales Diáconos y sus esposas, encabezado por nuestro amados Pastores, los cuales alaban al Señor con “Y es por eso que yo canto” y la presencia de nuestro Dios inunda nuestros corazones. Finalmente, nuestros hermanos del Coro instrumental cantan la alabanza “Una unción especial” y la congregación adora el nombre de nuestro Señor.

Luego, los hermanos del Coro Infantil-Juvenil cantan al Señor “Vendrá el Señor” y se realiza el primer servicio de ofrenda. Continúa el Coro Instrumental alabando el nombre de Dios con “Vale la pena”.

A continuación, queda con la congregación nuestro Pastor, quien agradece al Señor por todo lo que les ha dado junto a su familia y por estar cumpliendo un nuevo año como siervo del Señor en nuestra Iglesia. Le concede una oportunidad al hermano Manuel de la hermana Iglesia de Aysén, quien agradece al Señor por esta semana de bendición y nos cuenta parte de su testimonio, de cómo Dios ha cambiado su vida y le apartó de la delincuencia. Como escuchó el llamado de Dios, pero que en su porfía no quiso atenderle, más un día arrodillado rindió su vida a Él y le pidió perdón por todo lo que había fallado y el Señor tuvo misericordia de su vida, dándole una nueva vida. Luego, queda con una oportunidad nuestro hermano Aníbal Fernandoy, quien saluda a nuestros amados Pastores por su 11° Aniversario y les hace entrega de un presente y cada Jefe de Cuerpo, Departamento y Encargados de Obra de cada Templo Anexo pasa a saludarles y desearles bendiciones y muchos años de vida junto a nosotros.

Es momento de pasar a la lectura y exhortación de la Palabra del Señor por labios de nuestro Pastor, la cual se encuentra en el libro de los Salmos, capítulo 34, versículo 8 y que ha sido el versículo lema de este aniversario. Por medio de esta Palabra, el Señor nos enseña que Él es bueno en todo tiempo, “gustad, y ved que bueno es Jehová”, desde el momento en que mando al hombre al huerto del Edén. Aun cuando el hombre pecó y fue echado del huerto por su desobediencia, Dios seguía siendo bueno, porque todo su ser es amor. Cuando en las generaciones venideras, aún en medio de la maldad del hombre, Él por amor apartó una familia, porque hayó gracia en aquel varón. Nos habla de cómo Dios, en todo su amor apartó a Abraham, y comenzó a tratar con él, enseñándole a tener esa relación cercana con el Creador.  Así también con Jacob a quién dio por nombre Israel, y sus hijos. Cuando ellos llegaron a Egipto, y aunque el Faraón fuese malo, Dios seguía siendo bueno, pues les guardó en todo tiempo porque tenía un propósito para con ellos. Lo mismo para Moisés y el pueblo de Israel cuando cruzaron el desierto, y Dios proveyó agua y alimento para su pueblo. Así es también con nosotros, pues quienes confiamos en Él, el Señor se encarga de abrir puertas para sus hijos, porque Él es bueno en todo tiempo. Cuando en Sinaí, Dios creo la ley, estableció lo bueno y lo malo, debiendo el hombre escoger el camino a seguir. Pues si el hombre escogía hacer los bueno, lo que en la ley estaba establecido, Dios les hacía hijos y en ellos se glorificaba. “Gustad, y ved que es bueno Jehová”, porque cuando hubiere desobedecido el hombre la Ley, Dios envió a su unigénito hijo para morir por nosotros, redimirnos  y darnos por gracia la Salvación; pues él nos eligió a nosotros. Pues antes estábamos muertos en delitos y pecados, y cuando hemos aceptado a nuestro Redentor, por gracia alcanzamos Salvación. ¿Ha desechado Dios a su pueblo?, Dios jamás dejará a quien ha escogido, así como al pueblo de Israel, tampoco lo hará con nosotros los gentiles, pues su promesa también nos ha alcanzado; no dejará Dios a quien escogió, pues porque él nos amó primero. Dios es bueno en todo tiempo. Y para gozar de sus bendiciones debemos tener temor de Él, pues quien teme y obedece a Jehová y de quien es sencillo y humilde se agrada Dios. ¿Cuántos hombres y mujeres somos dichosos? Hemos de ser dichosos de tener y confiar solo en Dios, porque él es bueno en todo tiempo. “Dichoso el hombre que confía en Él”. Amén.

Pasamos al segundo servicio de ofrenda y el Coro Instrumental canta “En la intimidad”. Continúa el Coro Infantil-Juvenil entonando la alabanza “Jesús secó mis lágrimas”, y su presencia se siente con gran poder en su pueblo.

Damos término a nuestra última jornada de bendición entonando el himno Nº204 “Que mi vida entera esté”. A continuación queda con la congregación nuestro Pastor, quien nos brinda la bendición pastoral y,  finalmente, nos despide con la bendición nuestro hermano Aníbal Fernandoy, ayudante de nuestro Pastor.

Redacción: Hna. Camila Flores - Fotografías: Hno. Nicholas Cáceres  / Comunicaciones IMPCH Talca

Galería de Imágenes