Desde el día martes 12 al viernes 15 de junio del presente año, el Cuerpo de Uniformados de nuestra Iglesia celebró su Aniversario nro. 9, realizando diversas actividades en las que se pudo adorar a nuestro Señor Jesucristo, siendo en todo momento la presencia de su Espíritu Santo quien dirigió cada una de las jornadas.

Nuestro inicio de semana de aniversario se efectuó en el templo matriz, estando a cargo del desarrollo del servicio y de las oportunidades, donde la bendición de Dios inundó nuestras vidas de gozo con la presencia de su Espíritu Santo en nuestros corazones, compartiendo alabanzas, experiencias y siendo alimentados por su Palabra, donde el Instrumento del Señor fue el hermano Miguel González.

Al continuar la bendición el miércoles 13, desde aproximadamente las 21:30 hrs, para la Gloria de Dios se realizó un hermoso trabajo de entrega de alimentos a las personas en situación de calle, lo cual fue de una tremenda bendición, puesto que no solamente se proporcionó esta ayuda a dichas personas, sino que por sobretodo se pudo compartir el Amor que Cristo tiene a sus almas, y también las bendiciones de la Palabra de Dios a sus vidas por medio del Evangelio de Jesucristo.

La fiesta espiritual continuó en el Templo Matriz el día jueves 14, desarrollando el culto de adoración al Señor, donde por medio de cánticos de alabanza, expresiones de gratitud y el mensaje del Señor por la hermana Doris Contreras, sintiendo que Él estuvo de principio a fin con su pueblo. 

Posterior a esa maravillosa bendición, pudimos compartir una deliciosa cena en el hogar de una familia de nuestro Cuerpo, quienes nos recibieron con todo el Amor del Señor, para seguir unidos como lo señala nuestro lema: "Uno en Cristo".

Y el broche de oro de nuestro Aniversario se vivió en el T.A. San Luis el viernes 15, donde pudimos compartir un maravilloso culto junto a nuestros hermanos de aquel lugar, siendo asistidos por el Espíritu Santo de Dios en dicho servicio y recibiendo el alimento de la Palabra de Dios a través de la hermana Yessica Quintana, donde además una vez finalizado el culto los hermanos tenían preparado una exquisita mesa para compartir este nuevo Aniversario, compartiendo una jornada de bendición y sana convivencia, ya que la misma Palabra de Dios nos dice en el Salmo 133:1: “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!”.

Damos gracias a Dios por habernos permitido celebrar como Cuerpo de Uniformados unos días de bendición en su presencia, dando toda Honra, Gloria y Alabanza a nuestro Señor Jesucristo. 

Hno. Enrique Alvarado Moraga / Jefe del Cuerpo de Uniformados

Galería de Imágenes